Hola. Me llamo Sandra y les quiero dar a todas la
bienvenida a nuestro Blog SEM!!!

Este será el primer post de los muchos que vamos a estar generando para compartir con ustedes nuestro conocimiento, experiencias, rutinas, éxitos y fracasos sobre el cuidado de nuestra piel. Así como la composición de nuestros productos y la importancia de ello.

Porque uno aprende todo el tiempo y entender nuestra piel es una tarea ardua que muchas veces menospreciamos o postergamos. Hasta finalmente darnos cuenta de lo que necesita.

Pero también quiero contarles como llegué a esta instancia.
A este momento.

Un día le ofrecí a mis hijos y a sus amigos llevarlos al cine. Una costumbre mía. Hasta que uno de ellos me dijo:

Gracias Sandra, pero yo ya puedo manejar. Iremos en mi auto (muy orgulloso y con una hermosa sonrisa de punta a punta), Luego para “rematar” dijo: You are obsolete Mom… COMO EN TERMINATOR!!!

S & G.

ph: imdb.com

Primero lo miré así y luego pensé: “Me acaban de jubilar como madre” 😳 (¡si, si, ya sé! De eso nunca nos jubilamos, pero en fin, ya no somos su centro de soluciones).
Y ese día me dije: “Sandra, tenés que buscar algo para ocupar tu tiempo y además que te haga sentir útil”. Esa ocupación debe hacerme sentir productiva… porque estoy convencida que ese es el camino.

Se puede decir entonces, con gran acierto, que mis primeras experiencias como empresaria resultaron consecuencia de mi “Retiro forzado de madre” :p
Y así fue que, sin saber en ese momento exactamente “qué”, pero me decidí a buscar algo que no solo ocupara mi tiempo sino también “El Nicho” que me apasionara.


Al dar mis primeros pasos pensé “uno no se convierte en empresaria de la noche a la mañana; debo prepararme un poco”. Leí algunos libros sobre emprendimientos, ideas de negocios y hasta hice un pequeño curso online. Todo esto con un costo mínimo. Mi gran capital es mi “tiempo libre”.

Y mientras todo esto sucedía, una mañana me encontraba frente al espejo, lavándome la cara y observándome cuidadosamente y… ahí caí!!! Tengo que limpiarme la cara todos los días y hacerlo bien. Es más, TODAS tenemos que limpiarnos la cara todos los días, y
cuidarla muuuuuuuuy bien.

“Tengo que emprender algo vinculado con el cuidado de la piel. ¡Con el cuidado del rostro!”. ¡Eso me suena muy bien, me va a gustar mucho… Hacerlo para mí y a la vez ayudar a todas las mujeres con el cuidado del rostro es tiempo muy bien utilizado!



Ahora bien. Quiero que aprendan de mis errores.
Ustedes dirán de qué habla esta loca!

Eventualmente les voy a contar la edad que tengo. Pero voy a hacerme un poco la misteriosa así siguen leyendo este blog 🙂

Por ahora les digo que ya no soy una teenager y me di cuenta tarde de empezar cuidar la piel de mi rostro. Simplemente porque no lo sabía, o no le daba importancia, ¡No me imaginaba con más de 30 a los 20 ni con más de 40 a los 30! (esta ya es una buena pista acerca de mi edad, no?)…
Bueno, pero los años están aquí y ahora.


Por lo tanto, mi idea es concientizar a todas las mujeres a cuidarse. A cuidar su rostro.
Si sos joven, mientras más temprano comiences a hacer algo tan simple pero tan importante, mas oportunidades tendrás de lucir siempre bien y radiante.
Cuando sos joven a veces no lo tomas en serio pero con el correr de los años te das cuenta que la importancia de ello.

Entonces para vos peque te digo: “Empezá ya!” Te va a ser muy útil y reconfortante.
Y para aquellas con más experiencia como yo: “Animate y empezá hoy mismo! No es tarde. Es muy bueno y se siente como un mimo personal

En nuestro blog vas a encontrar tips sobre cómo limpiarte la piel, humectarla, protegerla, prepararte una rutina de cuidado. Todo aquello que siempre escuchamos y no sabemos cómo empezar o mejorar.

Gracias por leerme 🧡
S.

Categorías: Historias SEM

WhatsApp chat